• Consultoría MÁS

El Coaching no sirve para todas las personas, pero puede ser para ti.



Mucho se dice sobre el coaching y cada vez surgen más corrientes y aplicaciones.

Cuando digo que esta herramienta de desarrollo no sirve a todas las personas es porque se requieren dos condiciones básicas y fundamentales:


Primero: Que tengas el deseo de crecer, cambiar y poner todo de ti para lograr dichos cambios que te acercarán a los resultados que esperas.


Segundo: Que tengas el potencial de crecer y mejorar.


Ahora bien, mientras la primera condición es indispensable -nada se puede generar sin ella-, sobre la segunda, debo decir que por convicción personal y por formación profesional, creo que TODOS los seres vivos tenemos el potencial de crecer, pues de hecho lo hacemos de manera natural como un impulso de vida, aunque no siempre elijamos los caminos más funcionales para hacerlo.


Pero, ¿para qué sirve? El coaching es un proceso de acompañamiento y “guía” en tus reflexiones personales para descubrir perspectivas distintas y encontrar desde ahí, nuevos caminos para poder generar las acciones que te lleven a lugares a los que también habrías podido llegar sin la ayuda de nadie, pero de una manera más acelerada y/o generando los aprendizajes necesarios para poder operar desde ahí ante situaciones similares (mucho o poco) cuando aparezcan frente a ti.


¿Cómo funciona una sesión de coaching? En resumidas cuentas, comenzarás la sesión planteando una meta para la sesión que te acerque a ese gran objetivo que tu y tu coach han acordado desde un inicio. Una vez hecho esto, habrá un espacio de exploración en el que tu coach te invitará a mirar los diferentes puntos que están en juego para que estés en el punto donde estás en ese momento y clarifiques también el destino al que quieres llegar. Cuando cuentes con suficientes elementos para moverte (o no, si es que por algo cambias de opinión o de destino), seguirá una fase para visualizar o diseñar nuevos caminos que te lleven ahí. Por último, concretarás estrategias (con acciones puntuales, pasos, fechas) y te invitaremos a revisar si dichas acciones son suficientemente “ecológicas” (que maximicen lo que si deseas lograr y reduzcan el peligro que alguna de ellas te aleje más de tu fin último) y revisarás entonces que tengas lo necesario (claridad, motivación aprendizajes, etc) para poner manos a la obra. Una vez terminada la sesión, ahora te tocará a ti hacer que las cosas sucedan.


¿De qué herramientas nos valemos como coaches para lograr esto? De la empatía libre de juicios para poder escucharte activa y profundamente. Usaremos también los reflejos (devolverte un poco de lo que estamos escuchando literal o figurativamente) para invitarte a mirar aquello que quizá no estés viendo. Y por supuesto de las preguntas que será uno de nuestros vehículos principales para que encuentres tus propias respuestas.


En Consultoría MÁS, nuestro equipo tiene formación en diferentes escuelas de las que, si cumples con la primera condición, quiero compartirte un poco para que puedas elegir aquella que consideres te resulta más apropiada:


Coaching Ejecutivo y Alineación de Equipos de Trabajo: Este modelo de coaching tiene como una de sus bases las conversaciones generativas, con el fin de crear una relación de confidencialidad y colaboración con el cliente logrando un cambio sostenido en las estrategias para transformar e impulsar la productividad, el trabajo en equipo y el clima organizacional. 


Coaching Ontológico de Alto Desempeño: Su base es la creencia de la capacidad de cambio y desarrollo individual. A través de un proceso de autoconocimiento, el coachee podrá transformar su ser para lograr su máximo desempeño en los objetivos profesionales y personales que se plantee. Su base es la ontología que invita a ser consciente de la manera de observar el mundo y del lenguaje utilizado para describirlo, para generar acciones sostenibles que impulsen el desarrollo del individuo.


Team Coaching: Son sesiones diseñadas para un equipo de trabajo cuyo fin es alcanzar un objetivo específico y que se busca mediante el proceso para lograrlo, el fortalecimiento de las relaciones entre sus miembros, la toma de conciencia de los valores que comparten, la claridad de funciones, la visión y la solución de problemas como equipo. Como beneficio principal se tendrá sinergia en la dinámica del equipo cuyo alcance no solo será el objetivo planeado si no el logro de los constantes retos de la organización.


Personalmente, desde hace 16 años me he formado en diferentes teorías y técnicas, empezando por una maestría en Desarrollo del potencial Humano, y formación en corrientes de coaching como lo son la sistémica, la del coaching ejecutivo estratégico, el team coaching y más recientemente la del coaching de Fortalezas. Desde todas estas ópticas, puedo compartirte que a través de los años he sido testigo de muchas personas que han logrado liberar su potencial para alcanzar las metas que se han propuesto. Así es que, te invito a contactarnos para que programemos una conversación y encontremos las mejores herramientas para ayudarte a ti o a tus equipos a lograr aquello que tanto deseas.


Espero que esta lectura te haya resultado de valor. Puedes contactarnos a través de nuestro sitio web, de nuestras redes sociales (LinkedIn, Facebook, Instagram, Pinterest, YouTube) o directamente a mi correo que es paul@consultoriamas.com. Me dará mucho gusto poder ayudarte.


Que tengas un gran día.


Por: Paul Massieu Arviz

Director y facilitator de ConsultorÍa MÁS

48 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 Consultoría MÁS