• Consultoría MÁS

BURNOUT: la normalización del estrés laboral



¿Sabías que la Organización Mundial de la Salud estima que 2 millones de personas mueren por enfermedades y lesiones relacionadas con el trabajo?

Según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en México al menos 75% de las personas trabajadoras experimenta estrés laboral, superando a China y a Estados Unidos con 73% y 59% respectivamente.

El estrés, el burnout, la ansiedad y la depresión son cada vez más frecuentes. Las condiciones del medio laboral, las altas expectativas, la gran competitividad, las costumbres y hábitos que hemos adquirido, etc. están cobrando factura con padecimientos que tienen consecuencias multidimensionales.


¿Qué es el Burnout?


También conocido como síndrome de aniquilamiento o síndrome de estar quemado es considerado por la Organización Mundial de la Salud como resultado del estrés laboral crónico que no se ha manejado con éxito. A partir de este año 2022 es ya un padecimiento laboral reconocido y entró en vigor en la nueva Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) de la OMS.

Actualmente, algunos autores afirman que el burnout puede afectar a todas las personas que desempeñan profesiones que exigen entrega, idealismo y compromiso.

¿Cómo afecta el Burnout?


Cristina Maslach y Susan Jackson definieron el concepto desde una perspectiva tridimensional caracterizada por:

  • Agotamiento emocional: se define como cansancio físico, psíquico o como una combinación de ambos. Es la sensación de no poder dar más de sí mismo a los demás.

  • Despersonalización: se entiende como el desarrollo de sentimientos, actitudes, y respuestas negativas, distantes y frías hacia otras personas. La persona trata de distanciarse mostrándose cínica, irritable o irónica.

  • Sentimiento de bajo logro o realización profesional y/o personal: surge cuando se verifica que las demandas que se le hacen exceden su capacidad para atenderlas de forma competente. La falta de logro personal en el trabajo se caracteriza por una dolorosa desilusión y fracaso al darle sentido a la actividad laboral.


Factores que influyen en el desarrollo del Burnout


Si bien es un padecimiento que afecta directamente a la persona, no se puede dejar de lado que se gesta al exponerse de forma crónica a condiciones laborales adversas.

Una investigación realizada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la OMS, realizada a194 países, incluyendo a México, concluye que las largas jornadas laborales son “el factor de riesgo ocupacional con la mayor carga de enfermedad atribuible”. Lo que reafirman los estudios sobre burnout donde sugieren estos elementos laborales como predominantes en la incidencia del padecimiento:

  • Los turnos laborales y el horario de trabajo que no respeten los tiempos de descanso y recuperación de la persona.

  • La falta de seguridad y estabilidad en el puesto.

  • Los cambios excesivos en el trabajo o lo opuesto, la rigidez y falta de apertura al cambio.

  • El clima organizacional. La mayor causa de estrés es un ambiente de trabajo tenso. Ocurre cuando el sistema de trabajo es muy autoritario y no hay oportunidad de intervenir en las decisiones. La atmósfera se tensa y comienza la hostilidad entre el grupo de trabajadores.

  • La falta de retroalimentación en el trabajo o la mala práctica de ésta.

  • Alta responsabilidad, cuando la toma de decisiones y el poder se encuentra centralizado hay mayor probabilidad de desarrollar burnout en las personas designadas.

  • La estrategia organizacional, la minimización de costos aumentando la carga laboral y limitando la calidad de vida del personal.


¿Cómo se previene el Burnout?


Las medidas preventivas del burnout están estrechamente ligadas a la calidad de vida, debe tomarse con seriedad la responsabilidad de cada parte involucrada para asumir responsablemente las acciones que ayudarán a mitigarlo.

La visibilización que hace la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) al crear la NOM 035 buscando que las organizaciones tengan las condiciones mínimas necesarias en materia de seguridad, salud y medio ambiente de trabajo, a efecto de prevenir accidentes y enfermedades laborales, ha sido clave para poner el foco en la salud mental de las personas que colaboran en las organizaciones.


Promover lugares de trabajo saludables, seguros y resilientes para todos es ahora una propuesta activa que hace la OMS al incorporarlo a la Clasificación Internacional de Efermedades.


Los expertos señalan que cuando una persona tiene las condiciones laborales que fomentan el trabajo en equipo, cuando se busca desarrollar las habilidades esenciales de manera que las relaciones interpersonales sean satisfactorias y las políticas de trabajo son coherentes con las necesidades de la persona se están estableciendo factores de protección para el burnout.


México es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en el que más horas se trabaja, 8 de cada 10 personas que trabajan en este país experimentan estrés laboral.


Por lo tanto, es tarea de todas las personas que conforman la organización, especialmente para aquellas que tienen un rol de liderazgo, identificar, señalar y atender los factores que están siendo nocivos para el desempeño y el desarrollo personal.

Si tienes la inquietud y deseas evaluar tu estado con respecto al burnout, escríbenos para compartirte la evaluación que desarrolló la psicóloga Cristina Maslach, de la Universidad de Berkeley, y el psicólogo Michael P. Leiter, de la Universidad de Acadia Scotia (Maslach Burnout Inventory (MBI)) para diagnosticar este padecimiento.


Por: Psic. Rosalía Cristina Delgado Palomo

Facilitadora y Consultora de Consultoría MÁS

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo